Trabajo, trabajo, trabajo, el inevitable, a veces odioso, a veces gratificante y hermoso, trabajo, aquello que hacemos de lunes a viernes esperando siempre la quincena, en Clustar sabemos bien que no importa si eres emprendedor, a salariado, freelance o godin, si amas lo que haces el trabajo no es más que parte integral de tu día a día, aunque a veces quieras lanzar tu computadora y celular por la ventana del segundo piso de tu oficina, en ocasiones es inevitable esos pensamientos.
Sabes, es curioso cuando amas algo porque tiendes a desear ser mejor o deseas ser mejor para obtener un ascenso, cada quien tiene sus motivos en la oficina, pero estas aquí leyendo esto por que querías saber que tenemos que decir en Clustar para ser un mejor emprendedor, espera un minuto me confundí, eso es de otro blog, que también puedes ver en nuestra página web, pero ya sin bromas, querías mejorar tu productividad en el trabajo ¿No? Entonces lee bien, copia este blog y ponlo en tus notas o agrégalo a favoritos, que estos son  5 pasos para ti y para la mejora de tu productividad.

⦁ Levántate temprano ¡No pongas escusas!
La resaca en lunes es terrible, pero peor es que ese día llegues tarde a la oficina y te descuenten el día o se te acumule el trabajo y luego por eso el miércoles quieras lanzarte por la ventana o quieras lanzar a alguien por la ventana, es por eso que empezar a trabajar antes, es una gran técnica para aprovechar mejor el día. Si llegas de primero a la oficina no tendrás que saludar a tu compañero de cubículo que te cae mal y a nadie en realidad, además no te distraerá tu crush y podrás concentrarte mejor. Ciertamente este paso es algo difícil de llevar a la práctica, pero garantizamos su efectividad.

⦁ Planifica y sigue tu jornada mejor que la dieta que dejas siempre para el próximo lunes.
La mejor forma de sacar provecho a tu día laboral es planificándolo, saber el tiempo que te llevan hacer tus actividades en la oficina, saber qué actividades requerirán más trabajo que otras, agendarlas, seguirlas religiosamente y hacerlo siempre en orden de importancia. Si lo haces correctamente, día con día, finalmente mejorará tu “visión global” sobre tus tareas y serás capaz de anticipar los problemas que pueden presentarse en la oficina y así no perder la cabeza.

⦁ Ataca primero las tareas más difíciles o muere en el intento.
Prioriza y enfréntate a las tareas más complejas y demandantes de tu día a día en la oficina, más pronto lo hagas menos será el peligro de que quieras lanzarte de tu ventana del segundo piso de tu trabajo. Al iniciar la jornada tus niveles de concentración son mejores y tienes más energía, así que no intentes, has esas tareas durante las primeras 4 horas de tu jornada laboral, puesto que eres más productivo y efectivo, si no lo más probable es que pierdas la cabeza con forme tus plazos de entrega se reduzcan a solo unas horas en vez de días.

⦁ Dedícate a atender un tema a la vez, no seas un pulpo.
Tener tentáculos es horrible, se te pegan las cosas en las ventosas y te hacen más lento, dejándote expuesto a los depredadores y al final morir, ahora toma el ejemplo anterior y llévalo a tu trabajo, ser multi tarea no es una ventaja, es una condena segura para perder tu cabeza, los múltiples problemas que no puedes solucionar de manera adecuada, en tiempo y forma en tu oficina se acumulan y al final no puedes hacer las cosas bien, sigue el consejo número 2 que te dimos aquí y no lo modifiques.

⦁ Y para acabar: Descansa cada cierto tiempo
Cuando planifiques tu día, como te aconsejamos en el segundo paso, deja algunos espacios en blanco para descansar y estirar los huesos. Tu cuerpo y tu mente necesitarán pausas para recuperar energía, no todo es trabajar, trabajar, trabajar. Recuerda que descansar no es perder el tiempo, es tomarte un break para poder continuar adecuadamente, pero no te excedas 15 o 20 minutos máximos y regresa al trabajo

Si sigues estos pasos, Clustar te garantiza mejorar tu productividad o mínimo no morir en la oficina, pero eso ya es cuestión de disciplina y que sigas nuestros consejos.