Este espacio de ‘ideas’ fue creado como un espacio de colaboración y de intercambio de ideas: un espacio activo, creativo, para contrastar con otros donde se desarrolla pensamiento analítico detallado. Con la alfombra de color amarillo brillante para estimular las ideas, un cambio de nivel para ayudar a “pasar la página” y conectarse en algo nuevo, paredes de tablero sobre las que se puede escribir de todo, proyección interactiva, y llamadas en conferencia, este cuarto de guerra (think tank) se ha convertido en una herramienta de trabajo clave para los ingenieros de procesos creativos que laboran en las áreas de trabajo adyacentes.
(Tomado de Surroundings)
Tener en cuenta que las oficinas son un lugar en donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo laboral es algo que no debemos olvidar, pasar entre 6 y 8 horas al día en ellas puede afectar en nuestra forma de desenvolvernos, de ser creativo, de salir de esas ideas que nos encierran en una mentalidad cuadrada y que dificultan el poder encontrar soluciones, es por eso que en este blog de Clustar queremos abordar como el ambiente de las oficinas afecta directamente en tu proceso creativo y como tu con tu nuevo desarrollo y/o emprendimiento necesita un lugar que fomente las ideas necesarias para llegar a lo más alto.
Las razones más comunes por las cuáles nuestro ser creativo no florece en las organizaciones es porque no tenemos tiempo para salirnos de la rutina para pensar. Una buena idea es fomentar la creatividad es obligándote a dedicar un espacio de tiempo diario a conseguirlo, pero lo igual a la larga cansa, ¿No? Unas oficinas normales no varían mucho, tal vez cada cierto tiempo tengas a un nuevo compañero o hagan actividades dinámicas, en el mejor de los casos, pero en un Coworking, las personas cambian constantemente, encontrar nuevas personas que tal vez durante el almuerzo puedas conversar te puede dar ideas extraordinarias para cosas que estabas haciendo en tu día a día. No es raro que en muchas ocasiones las mejores ideas nos vengan a la mente en situaciones y momentos fuera de las oficinas, como dando un paseo o realizando nuestros hobbies, pero te imaginas que eso pasara dentro de tu mismo lugar de trabajo, esto se debe a la dinamicidad que otorga el flujo constante de personas, de entres creativos, de proyectos e ideas en un espacio como el de Clustar.
Tener un espacio para fomentar nuestro ser creativo no es solo que el lugar en el que estamos sea agradable y donde se sientan a gusto, cómodos y relajados. Es también tener un ambiente de trabajo positivo, que motive siempre ver más allá de la caja que es el día a día, lo cual siempre será es el inicio de grandes resultados.
Un espacio de coworking se nutre de la gente que trabaja allí. Si tu proyecto no requiere de un espacio físico específico para poder desarrollarla (o al menos no uno muy grande); ¿por qué no optar por el coworking? Es más económico y, además, te puede aportar grandes relaciones profesionales. Busca tu lugar, y si tienes dudas, vente a Clustar Bussines Center y te estaremos esperando con buenas ideas en este espacio de oficinas para ti.